Las empresas que no se suban al carro de la industria 4.0 serán barridos por sus competidores

  •  40 empresarios se dan cita para conocer las últimas novedades de Industria 4.0, en la que la digitalización y la gestión de toda la información son la clave.
  • La fabricación aditiva está creciendo a pasos agigantados.
  • La industria 4.0 ha llegado para quedarse. Y es que las empresas que no sean capaces de digitalizar sus procesos, sus productos y el modelo de negocio, “perderán posiciones en favor de la competencia que sí lo haga”, ha señalado Vicente Sales Vivó, analista de mercados en AIDIMME, en la jornada Impresión 3D. Industria conectada 4.0. Fabricación aditiva,  organizada por ARVET (Agrupación de exportadores de transformados), y celebrada hoy en Valencia. A la misma han asistido unos 40 empresarios interesados en conocer las últimas tecnologías y su aplicación a la industria.

Según Vivó, las industrias en general aún no ven el alcance estratégico de la aplicación de la Industria 4.0, pero realmente “va a cambiar las formas de hacer negocios, de relacionarse y por supuesto, de producir”, ha señalado el experto.

Precisamente parte de la jornada ha consistido en explicar a los empresarios en qué consiste la Industria 4.0: “El desarrollo de la industria 4.0 debe servir para que las empresas creen valor y aumenten la eficiencia de sus procesos”, ha señalado Jose Luis Sánchez, director de tecnología de Procesos en AIDIMME, quien ha señalado que “aún queda un largo camino por recorrer puesto que, para empezar, no existe una forma de diagnosticar la situación actual de la empresa en cuanto a su desarrollo industrial 4.0”, ha continuado Sánchez.

En cuanto a la implantación de la industria 4.0 en las empresas españolas, se debe partir de la creación de unos parámetros que permitan diagnosticar la situación de la empresa y nos permita conocer sus necesidades y dónde tendría sentido el desarrollo de la Industria 4.0. A continuación, “se deben fijar los objetivos, centrándonos en la parte industrial que vaya a darnos mayor retorno, y por último, es necesario poner en marcha el proyecto de Industria 4. 0 en la empresa, ha señalado director de tecnología de Procesos en AIDIMME.

La idea, según Sánchez, es “contemplar toda la cadena de valor de la empresa desde el principio al final, con una digitalización de cada una de las partes de la cadena valor,  a través del llamado hilo digital”. En definitiva, la Industria 4.0 nos permite la captura de datos, la transferencia de estos, y su análisis y volcado para poderlos utilizar.  

Del mismo modo, José Ramón Blasco, jefe de unidad de Nuevos Procesos de Fabricación en AIDIMME, ha explicado que la fabricación aditiva, tan de moda ahora, hay que ver cuándo tiene sentido y cuándo no. El experto ha señalado que “entre las ventajas de la fabricación aditiva destaca la posibilidad de ir a geometrías más complejas sin encarecer el precio de la pieza, así como la menor limitación geométrica”. Sin embargo, como limitación fundamental se observa que la velocidad de fabricación es más lenta.

Además, Blasco ha destacado que, entre los principales usos de la fabricación aditiva, destacan los prototipos, los máster (nos permite crear a partir de ahí la fabricación de un molde de silicona), productos (geometría muy compleja y no muy grandes) y los utillajes. Del mismo modo, el jefe de unidad de Nuevos Procesos de Fabricación en AIDIMME ha destacado el crecimiento exponencial que vive la venta de máquinas anuales de fabricación aditiva. 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*